Jueves 11 de Septiembre de 2003

El día que Antofagasta vivió en estado de sitio

A las 15 horas de ese día comenzaba el toque de queda, que se prolongó hasta las 6 de la mañana del día siguiente. La fuerza pública controló el tránsito de los ciudadanos.

Antofagasta era la capital provincial. Por lo tanto, el centro neurálgico de la administración política de la provincia estaba radicado allí. Las Fuerzas Armadas tomaron el mando de la intendencia a las 10 horas.

El general Joaquín Lagos Osorio, comandante en jefe de la I División, se hizo cargo del edificio como jefe de la zona en estado de sitio y reemplazó al intendente, Fernando Gómez Alvarez (PC).

Gómez quedó bajo la protección del general Lagos y permaneció en el edificio junto a su esposa por casi tres semanas.

Mientras, los adherentes y militantes de los partos de la Unidad Popular se reunían a la espera de instrucciones de sus líderes. Los locales de Baquedano 856 y Covadonga 851 fueron las sedes de estos encuentros.

 

TOQUE DE QUEDA

La mañana del 11 las radios -que ya estaban intervenidas- difundían el Bando Nº 1 leído por el General Lagos: "Vista la situación interna que vive el país, a partir de esta fecha asumo la jefatura de plaza declarada en estado de sitio".

Allí también se anunció un toque de queda entre las 15 horas y las 6 horas del 12 de septiembre, así como la supresión de las reuniones públicas, la prohibición de los medios de comunicación a incitar a la alteración del orden público y el control por parte de la fuerzas pública del tránsito de personas y vehículos.

El Ejército comenzó el despliegue de efectivos antes de las 7 de la mañana, para tomar posesión de las plantas de combustible del sector norte, la abastecedora de agua de Salar del Carmen y la planta eléctrica de Endesa, ubicada en la actual Avenida Pérez Zujovic.

Las calles de Antofagasta, poco antes que comenzara el toque de queda ya estaban desiertas y la gente que salía de sus casas lo hacía a la carrera.

Las clases en los establecimientos enseñanza básica y media fueron supendidas ese día y hasta el 20 de septiembre.

El municipio antofagastino quedó a cargo del demócratacristiano Santiago Gajardo Peillard -ex alcalde de la ciudad- a petición del general Joaquín Lagos. Gajardo aceptó tras consultarlo con dirigentes de su partido. Estuvo en ese puesto hasta 1978, cuando fue designado alcalde de Pudahuel.

Volver

Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos
 


11/09/2003