Año XXXVII - Nro. 9.897 - Martes 27 de Agosto de 2002

A comunidades atacameñas se les vino el "Alma" al cuerpo

Así se verá el cerro Chajnantor con el Proyecto ALMA. El lugar de extraordinario poder astronómico se ubica a 5 mil metros sobre el nivel del mar, y a 50 kilómetros de San Pedro.

Algunos alcances del proyecto

Los representantes de ALMA precisaron que de aprobarse el estudio de impacto ambiental y cumplido todos los trámites, la construcción del radiotelescopio podría iniciarse a mediados del 2003, para entrar en operaciones el 2006.

Se estima que estará terminado el 2011, con una promedio de instalación de 10 antenas por año. Destacaron que el trabajo en ALMA está proyectado a 50 años, período que incluso podría extenderse.

Las antenas se ubicarán a 5 mil metros sobre el nivel del mar, pero el programa contempla la construcción de un centro de transferencia y operaciones a una altura de 2 mil 900 metros, en un sector ubicado entre San Pedro de Atacama y Toconao.

Se necesitará mucha ingeniería civil para concretar este megaproyecto científico. La generación eléctrica será un factor fundamental, calculándose en una demanda de 6.5 megawatts. Se estudia la alternativa de producir energía con gas natural, para lo cual ya se iniciaron conversaciones con la empresas a cargo de los gasoductos. También existe la posibilidad de adquirir electricidad a la empresa Minsal.

La construcción considerará 7 mil 680 metros cuadrados, incluyendo el sector de antenas, un centro de visitas y difusión, área residencial, área técnica, administración, entre otros.

Representantes de las 13 comunidades del Area de Desarrollo Indígena "Atacama La Grande" participaron en una presentación del proyecto radioastronómico "ALMA" (Atacama Large Millimeter Array), realizada por ejecutivos de los organismos a cargo de la iniciativa.

La exposición del proyecto se efectuó en el ayllo de Séquitor, donde también asistieron el intendente Jorge Molina; la alcaldesa de San Pedro y la consejera nacional atacameña, Sandra Berna, entre otras autoridades.

Los funcionarios del grupo científico que forman las instituciones ESO, la japonesa NAOJ y la norteamericana AUI, se encargaron de responder las inquietudes de los pobladores, quienes aún manifiestan grandes dudas y temores por el proyecto científico, en especial por el negativo impacto que podría tener en el entorno natural y cultural de la zona.

Eduardo Hardy, representante del programa, señaló que Alma es el proyecto radioastronómico más importante y de mayor envergadura de los últimos años, pues permitirá recibir imágenes de la más alta fidelidad conocida hasta ahora, incluso con una mejor resolución que las captadas por el telescopio espacial Hubble.

El gran radiotelescopio se pretende instalar en el Llano de Chajnantor, ubicado a una altura de 5 mil metros sobre el nivel del mar y a 50 kilómetros al oeste de San Pedro de Atacama.

Estará compuesto por 64 antenas de 12 metros de diámetro cada una, y entre los objetivos científicos más importantes destacan la detección y estudio de las galaxias más tempranas y distantes, época de la "primera luz" en el universo.

También se podrá observar en lo más profundo de las zonas oscurecidas por el polvo interestelar, donde las estrellas están naciendo, para examinar los detalles de la formación de estrellas y planetas.

Chajnantor es el sitio más alto elegido para un observatorio astronómico y ofrece cielos excepcionalmente secos y claros, como requiere una instalación terrestre en estas longitudes de onda.

De concretarse, transformará a San Pedro de Atacama y a la Segunda Región en la gran capital astronómica del mundo, considerando también el trabajo del VLT en Cerro Paranal.

 

TEMORES

Algunos dirigentes atacameños manifestaron su temor por el proyecto, especialmente por los posibles daños ambientales, arqueológicos y culturales que podría generar. Uno de ellos expresó que el miedo pasa porque ocurra como en otros lugares donde extranjeros han venido a explotar las riquezas del país, dejando abandonadas a su suerte a las comunidades luego de que se han llenado de dinero.

Los científicos aseguraron que ALMA tendrá un casi nulo impacto ambiental, pues no es un proyecto que vaya a extraer recursos naturales, sino que es una iniciativa que persigue sólo un interés científico. En todo caso, para evitar problemas, confirmaron que el proyecto ya ingresó voluntariamente al Sistema de Estudio de Impacto Ambiental de la Corema.

Destacaron que ALMA traerá únicamente beneficios para San Pedro y el país. Por un lado, plantearon que generará un gran potencial educacional, con capacitación a profesores y programas científicos para los alumnos de la zona.

"No se trata de un proyecto comercial, sino cultural. No es una invasión. No vamos a extraer nada, sino que vamos a recoger lo que llega del espacio. Habrá acceso a los astrónomos e investigadores chilenos. Generará mano de obra e ingeniería básica en su etapa de construcción. Hemos iniciado un programa con los estudiantes y tenemos un fuerte contacto con las autoridades".

La alcaldesa Sandra Berna, recordó que los intereses de las comunidades atacameñas estarán bien cubiertos en este proyecto, pues han sido invitadas a participar con voz y voto en las negociaciones.

Dijo que además del aporte cultural y educacional que traería ALMA, están conversando la posibilidad que los habitantes de la comuna puedan hacer uso del centro médico que se construirá con motivo del proyecto

"Puede ser el momento de contar con un recinto de salud acorde a nuestras necesidades, incluso allí podrían nacer los verdaderos atacameños, evitando que las madres bajen a Calama a tener a sus hijos".

 

Volver
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos