Año XXXVIII - Nro. 12.341 - Viernes 7 de Noviembre de 2003

Toma vida "la última gran locura del hombre"

Así se verá en el 2011 el Radiotelescopio Alma, que estará formado por 64 antenas. Los marcianos y venusianos ya se aprontan para enviarnos "e-mail".

Con la presencia del embajador de Estados Unidos en Chile, Williams Brownfield, autoridades nacionales y regionales, académicos y científicos, se efectuó ayer en San Pedro de Atacama la ceremonia donde se dio el vamos a la construcción del mayor radiotelescopio del mundo.

El evento se realizó a mediodía en el sector donde se instalará el centro de operaciones de Proyecto Alma, lugar ubicado a dos mil 900 metros sobre el nivel mar en las cercanías de la localidad de Toconao.

Respecto a la magnitud e importancia de este proyecto radioastronómico, el embajador norteamericano expresó que el resultado de esta iniciativa científica será positivo para todos, incluyendo las comunidades indígenas de la zona.

Destacó que esta obra representa más beneficios y actividad económica para la región, factores que no van a interferir con ninguna otra actividad cultural, económica o social en la zona.

"Al final estamos hablando de un proyecto científico que también va a favorecer a la comunidad indígena, sin alterar sus vidas tradicionales. La instalación de Alma significa un éxito para todos, población local, sector privado, autoridades y la comunidad científica.

Resaltó además la unión de diferentes organismos y gobiernos, que permitió llevar adelante esta gran iniciativa. Expresó que estas alianzas son exactamente lo que se debería esperar de las naciones hermanas y de la comunidad científica internacional.

"Se trata de sumar esfuerzos para desarrollar un proyecto o producto. En este caso hemos reunido los esfuerzos de América del Norte, Europa, Japón y América del Sur, representada por Chile.".

Añadió que con proyectos como éste, la comunidad científica de Chile mantiene su posición de liderazgo en el campo astronómico en toda Latinoamérica.

Indicó que parte de las razones para concentrar en Chile los esfuerzos internacionales en astronomía, son en primer lugar su ubicación en el planeta y la calidad de sus cielos. Pero también mencionó otra razón casi tan importante como el aspecto natural.

"La comunidad científica internacional se siente cómoda operando acá en Chile, en términos de la estabilidad y confianza que dan sus instituciones, de la infraestructura que existe para apoyar el ámbito administrativo, logístico, técnico. En todo eso, Chile es ganador".

 

RADIOTELESCOPIO

La construcción del radiotelescopio se prolongará por casi más de dos años, entrando en operaciones el 2006.

Se estima que estará totalmente terminado el 2011, con un promedio de instalación de 10 antenas por año en el Cerro Chajnantor(64 en total).

Las antenas se ubicarán a 5 mil metros sobre el nivel del mar, pero el programa contempla la construcción de un centro de transferencia y operaciones a una altura de 2 mil 900 metros, en un sector ubicado entre San Pedro de Atacama y Toconao.

Justamente, en este punto se realizó la ceremonia de inicio de obras.

 

Volver
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos